21.4.08

La desconocida del Sena

Como el abominable ser que soy y dada mi ocupación profesional (asesino a sueldo como muchos ya sabrán...) siempre me han interesado las historias sobre muertos, muertes, asesinatos y similares. Hace algún tiempo leí un artículo que me pareció interesante que se titulaba "L'inconnue de la Seine" que quiere decir en kurdo "La desconocida del Sena".
En el mismo nos cuentan la historia de una chica cuyo cuerpo fue rescatado sin vida del rio a la altura del Quai de Louvre hacia 1880. Al no hallarse signos de violencia se estableció el suicidio como posible causa de la muerte. La joven ahogada fue llevada a la Morgue de Paris (en aquel entonces situada en la punta este de la Ile de la Cité cerca de Notre-Dame para que el público pudiera ver los cadáveres y con algo de suerte identificarlos). Allí uno de los patólogos de la morgue se quedó tan prendado de la belleza de la joven que sacó un molde en escayola para hacer una máscara mortuoria. Maldito pervertido
En los años sucesivos se realizaron múltiples copias de la máscara y de alguna forma se puso de moda entre la bohemia sociedad parisina. Albert Camus llegó a comparar su sonrisa con la de la Mona Lisa.
¿Y por qué les cuento yo esto?
Pues verán, al comprar dos rifles de asalto M16 en el negocio de la Pequeña Coco, te regalan un vale para un curso de supervivencia o bien para uno de primeros auxilios. En esta ocasión decidí matricularme en el segundo...
Resulta que en el año 1958, uno de los padres de la reanimación cardiopulmonar; Peter Safar, junto con Asmund Laerdal, crearon un maniquí de entrenamiento llamado Resusci Anne y decidieron ponerle la misma cara de la chica del Sena convirtiéndola en una de las caras más besadas del mundo.
Tengo las pruebas...

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger la pequeña CoCo said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

10:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home