30.9.08

He salvado el mundo (y ahora vacaciones)

Mis jefes son personas muy poderosas. Sé que si revelara alguno de sus nombres enviarían a la guarida del abominable legiones de sicarios y puede que algún que otro Lord Sith a tratar de eliminarme. Puede que el escuadrón de ninjas que protegen la redacción del temible tuviera que emplearse a fondo con las shurikens.
Generalmente, la motivación del trabajo del abominable es puramente económica: me indican el objetivo, sueltan un par de millones de euros y yo lo elimino sin llamar demasiado la atención. Fin de la historia. No obstante, mi último encargo ha contribuido a salvar el mundo de una oscura amenaza: una secta integrada por eminentes científicos mundiales y que cuenta con el apoyo de personas influyentes en las altas esferas de los gobiernos occidentales pero que en realidad tienen como único objetivo la destrucción del planeta y el universo mediante la creación de un agujero negro. La idea es que este agujero engulla en un segundo todas las guerras, la miseria, la corrupción... (ya sé que visto así no suena tan mal pero llevo demasiados años ensuciándome las manos de sangre con la idea de un feliz retiro en las maldivas para que me lo jodan ahora...)
Soy bueno en mi trabajo. Pude deshacerme del líder de la secta de científicos y sabotear su maléfico invento sin llamar demasiado la atención. De nada.
Así pues, hoy comienzan mis vacaciones largamente postergadas en las cuales pienso dedicarme a perder el tiempo con Harry Potter 7 y con mis tutoriales de Kanjis.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

bueno el artículo

algo exagerado

pero para gustos, colores

12:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home