24.8.06

Las robolecciones del temible coco

Resulta que he leído en reuters que a un ladrón (no seguidor de las robolecciones de "el temible...") se le ocurrió robar un banco. Cuando entró en el banco, pistola de juguete en mano, gritando "todo el mundo al suelo, esto es un robo" resultó que el banco no era un banco, sino el ayuntamiento. Cuando el señor, al ver que allí no le iban a dar el dinero, y ante las pequeñas posibilidades que le brindaba su pequeña pistola de juguete, salió corriendo del establecimiento hacia un bosque cercano, olvidando tras de sí la motocicleta que había aparcado a la salida del supuesto banco para la huida. Cuando el hombre cayó en la cuenta y volvió a por la moto, la policía le detuvo.
Según dijo la policía, el hombre se confundió al ver un cartel que indicaba que dentro del ayuntamiento había un cajero automático.

Consejos:
1 - Antes de robar un banco. ASEGÚRATE de que es un banco. (Y no te dejes engañar por los traicioneros carteles de los cajeros automáticos)
2 - Si entras en un banco, y no ves que haya un sitio donde ponga "CAJA", sospecha...
3 - Antes de gritar "todo el mundo al suelo, esto es un robo", ¡¡¡deja que tus ojos se acostumbren al cambio de luz para que de tiempo a que una lucecita de alarma se encienda en tu cabecita y te des cuenta de que no estás robando un banco!!!
4 - Las pistolas de juguete no hacen daño a menos que se usen como armas arrojadizas, en cuyo caso, si no les amarras una cuerda, sólo las puedes usar una vez.
5 - Cuando estés corriendo en la huida, y pases por al lado de una moto que se parece mucho a la tuya, sospecha que esa puede ser casualmente tu moto que dejaste aparcada en la puerta y que con ella puedes huir más rápido.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Bueno...yo tambien pase por aqui por casualidad y me encanta el blog!! eres la leche!! jaja en serio... muy ingenioso todo.
muxos besos y sigue asi!! ;)

8:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home