2.4.06

Justicia separa a una pareja que deseaba seguir unida

Una pareja de pucelanos se han tenido que separar en contra de su voluntad debido a una resolución judicial de malos tratos.

Resulta que a la salida de un restaurante discutieron por celos, y para su desgracia la policía estaba delante y los llevó al cuartelillo para más tarde ser juzgados.

El hombre (de 63 años) trató de explicar la situación, lo cual terminó resultando en una metida de gamba colosal: Al tipo no se le ocurrió otra cosa que decir que él le cortó el labio por accidente al ir a acariciarla (con la zarpa de un tigre, sería) y luego ella astilló el parabrisas del vehículo al pegarle con el pie (¿sería esto un accidente al ir a limpiar el cristal del coche?). Además, el acusado afirmó que se encontraba bajo los efectos del alcohol (¿en el momento de la declaración o antes?).

El juez les impuso tres meses de prisión a ambos y les prohibió acercarse a menos de 50 metros. En fin, que si esto se montó por celos, no quiero ver la que se monta si hubiese una infidelidad...


2 Comments:

Blogger el temible coco said...

¿Qué ocurriría si incumplen la orden de acercamiento y nadie pone una denuncia? ¿Y si la rompen sin saberlo? ¿Se romperían las leyes metafísicas sumiendo al mundo en una espiral de consecuencias que acabaría con los principios de la obicuidad en el universo y produciendo su propia implotación?

(creo que he vuelto a pasar la noche con la cabeza demasiado cerca del calefactor...)

10:14 a. m.  
Blogger el esperpéntico coco said...

creo que si incumplieran la ley de alejamiento sin denuncia sería un acto que tendría horribles consecuencias para la humanidad, como suelen decir en las pelis de aventuras baratas :D

2:58 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home