19.9.07

La justicia es ciega...coja, muda, sorda e intangible.



Decían los antiguos que la justicia era ciega porque no entendía de preferencias a la hora de emitir veredicto. Así cuando sopesaba en la balanza las razones de su voto obviaba todo aquello que no fuera lo 'verdaderamente justo'; los hechos en si. Pues bien, hoy en día podría decirse que la justicia es ciega por más motivos...básicamente no ve una mierda. Si fuera animal sería un topo, y si fuera persona se llamaría Dioptría. Me viene de perlas el post anterior, todo lo acontecido con McClaren, Alonso y compañía. A pesar de mi sentido patrio, que se circunscribe principalmente a temas deportivos, no puedo sino estar en contra de la decisión de la FIA. Han sancionado a la escudería mientras los pilotos quedaron indemnes. ¿Acaso no sabía Alonso de la información robada a Ferrari? ¿Acaso no se ha beneficiado de ello? Eso lo vería hasta un ciego, pero la decisión final parece más relacionada a un tema de pactos. Te cambio confesión por inmunidad. Así ha sido, y lo justo es que se hubiera hecho lo contrario: sancionar. Pero como decía, la ponderación de lo equitativo hace tiempo que incluye otros valores, llámense económicos, publicitarios, oportunismo, etc...Eso nos deja la sociedad de hoy. Y lo peor, eso dejamos al mañana. Una ligereza aceptada. Una insoportable levedad como decía Kundera. La justicia es lenta (coja), es callada (muda), intolerante (sorda) e inexistente (intangible). Una lástima a la que hay que abrazar sino desea uno alejarse demasiado de la realidad. Y sino que le pregunten a Raikonnen; que pregunten en Oriente medio; o en África; a los que llegan en patera; a los que pelean por una vivienda; a cualquier persona de este mundo. La justicia no existe. No es desánimo, es realismo.

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous miguel said...

Este concierto se lo dedico a la señora Justicia en honor a las vacaciones que parece se está tomando...

Ya sabemos lo que toca.

3:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home